NAVIDAD

noviembre 2017



La emoción de las fiestas en todos los rincones del mundo

Las festividades de fin de año suponen un paréntesis maravilloso: en Nueva York el pino del Rockefeller Center se eleva majestuoso entre los rascacielos de Manhattan, acompañado por la melodía de Jingle Bells y el delicioso perfume de las castañas asadas. Las avenidas de Londres se inundan de luces, que crean un ambiente cálido y mágico. En París, los transeúntes se detienen para admirar los escaparates de cuento de hadas de los grandes almacenes, cuyos colores se reflejan en los ojos llenos de asombro de los niños. Los últimos compases del año también son sinónimo de fiesta en Shanghái y en Tokio.

La época de celebración llega a todos los rincones del mundo, y con ella la promesa de reencuentros familiares y tardes entre amigos. Son momentos de ternura, de compartir y sorprenderse, al son de las exclamaciones de alegría de un niño ante el árbol de Navidad, las carcajadas de dos amigas inseparables o el intercambio de miradas enamoradas de una pareja.

Desde siempre, la casa Baume & Mercier es cómplice privilegiado de estos instantes de felicidad únicos. Al pie del árbol o del portal, en su elegante estuche, un guardatiempo que lleva la firma de Baume & Mercier señala el comienzo de una historia salpicada de recuerdos inolvidables, delicado testigo de episodios alegres y dulces, así como de esos grandes acontecimientos que marcan una vida.

A cada ser querido, y a cada momento de excepción, le corresponde un reloj Baume & Mercier. El diseño de las colecciones Clifton, Classima y Promesse responde a las expectativas de los hombres y mujeres de hoy sin dejar de respetar los códigos tradicionales de la relojería que tanto aprecia la casa.

El reloj Clifton seduce al esteta que busca afirmar su estilo con la elegancia discreta del entendido. El reloj, equipado con un movimiento de cuerda automática y reserva de marcha de 42 horas, se distingue por el refinamiento de su caja de 39 mm de oro rojo de 18 quilates. En la esfera con satinado sol, las cifras árabes y los índices dorados destacan armónicamente. Una correa negra de aligátor subraya el estilo único y atemporal del reloj.

Con sus líneas minimalistas y una estética que nunca pasa de moda, el Classima se adapta perfectamente al hombre elegante y cosmopolita. Idóneo para llevar tanto al trabajo como de fin de semana, en su interior palpita un movimiento de cuerda automática con una reserva de marcha de 38 horas. La caja de acero, con un diámetro de 40 mm y un grosor de 8,95 mm, se conjunta con una esfera plateada opalina con un decorado guilloché de líneas y números romanos. El reloj Classima lleva una correa marrón de aligátor que completa su estilo refinado.

El reloj Petite Promesse, símbolo de la emoción, tiene un diámetro de 22 mm y se distingue por su diseño original, que juega con un bisel ovalado acomodado en una caja redonda. Tan precioso como las horas que transcurren junto a los seres queridos, su caja de acero se adorna con diamantes delicadamente engastados en una esfera de nácar. Su correa de doble vuelta de acero pulido, de factura muy relojera, aporta un sutil giro contemporáneo.

La suave magia de las fiestas, sellada para la eternidad con un reloj Baume & Mercier, acompañará para siempre a sus portadores en el día a día.

 

 

 


Compre directamente con Baume & Mercier en su país

otros países

Seleccione su idioma

FAVORITOS